8 ene. 2013

Circular informativa Nº 005: Balance de doce meses de trabajo


Cuesta creerlo, pero ya han pasado doce meses desde que se creó la AA VV MIRAFERMOSA, por eso es un buen momento para hacer balance del camino recorrido durante este tiempo. Al principio, cuando un grupo de vecinos decidieron dar un paso adelante y plantear la creación de una Asociación de Vecinos diferente, que verdaderamente se preocupara de mejorar la calidad de vida de la Urbanización, nadie se podía imaginar la cantidad de cosas que era preciso arreglar en nuestra Urbanización.

 

En los comentarios cotidianos siempre se hablaba de un puñado de asuntos que permanecían enquistados desde hace años, pero la realidad demostró que cuando se comenzó a trabajar fueron apareciendo más y más cosas que era preciso mejorar y en las ni siquiera habíamos reparado.

 

Por eso era fundamental hacer las cosas de otra manera, pidiéndolas como se deben pedir a las Administraciones, es decir: por escrito. Sin miedo a represalias por parte de Alcaldes o Presidentes de Diputaciones; porque ellos no dejan de ser más que “Administradores” al servicio de los “Administrados”, que somos todos nosotros y que pagamos todos los años nuestros impuestos. También era muy importante hacer un esfuerzo considerable en dar la mayor difusión posible a las actuaciones que se venían realizando, a través del buzoneo de circulares informativas, de la página web y del facebook.

 

Porque la “información” de lo que sucede en la Urbanización la deben compartir todos los vecinos, sean o no socios. Y en eso se ha volcado la AA VV MIRAFERMOSA durante estos doce meses, convencida de que cuando todos sepamos lo mismo, será más fácil buscar soluciones a los problemas comunes; y se acabarán los rumores y malentendidos que no benefician a nadie.

 

De los proyectos iniciados en estos doce meses, que no son pocos, podemos hablar de los que ya están conseguidos, como son: La colocación de señales con el nombre de la urbanización, la reparación de los aros de las canastas de baloncesto, la colocación de una valla para evitar caídas en la zona deportiva, la reparación de las farolas y señales de tráfico rotas, la reparación de los cristales rotos de la marquesina de la parada del autobús o la limpieza de las ramas de los carballos que están en el camino situado detrás de las viviendas de la Rua da Xesta, y que constituían un verdadero riesgo en caso de incendio.

 

También podemos recordar los problemas que la Urbanización ha tenido con el alumbrado y las numerosas peticiones de reparación de las bombillas fundidas que se han realizado a lo largo de este último año. Mención a parte tiene el problema de los inexplicables apagones “totales” que sufren las farolas de la zona verde de la Urbanización y que, sin lugar a dudas, no tienen nada que ver con el ahorro de energía, como algunos nos decían.

 

En cuanto a las papeleras de la Urbanización, se ha solicitado en varias ocasiones su vaciado, coincidiendo con los meses de más calor, debido a la acumulación de restos en descomposición dentro de las mismas.

 

Sobre los proyectos “pendientes”, podemos destacar la sustitución de la señalización de las carreteras de acceso a la Urbanización y que se comprometió a realizar la Diputación de Ourense, así como la búsqueda de soluciones a los problemas de cobertura de la telefonía móvil, para lo que incluso contamos con otras asociaciones de vecinos de la zona que sufren el mismo problema.

 

El transporte metropolitano es una asignatura pendiente que preocupa más a los vecinos que a los políticos, por lo que su solución no se puede esperar a medio plazo, mientras que los Alcaldes de uno y otro partido no dejen de tirarse los trastos y se comprometan de verdad a dar una solución al problema. Pero la realidad es que todos los autobuses que daban servicio a la Urbanización, ya son solo un recuerdo, puesto que fueron eliminados hace meses “por culpa de la crisis”.

 

Pero si podemos destacar un tema entre todos los que aún están “pendientes”, sería la búsqueda de una solución para los postes eléctricos que se encuentran situados en la carretera de Luintra y en el cruce que va a Loñoá. Por fin nos hemos enterado todos los vecinos de que son de “propiedad privada”, de que estaban allí antes que la Urbanización y de que constituyen un verdadero peligro para los vehículos. De hecho uno de ellos sufrió un impacto hace unos meses y tuvo que ser reparado en su base y puesto derecho.

 

Hace unos días recibimos un escrito explicando que tanto la Diputación como el Concello ya han conseguido “identificar” el domicilio del propietario de dichos postes, lo que les permitirá ponerse en contacto “oficialmente”, y por escrito, con él para buscar una solución y desplazarlos junto a la acera de la zona verde. El único problema que quedará por resolver entonces será la cesión del terreno para su nueva ubicación, asunto éste que suponemos no tendrá mayor dificultad, dado que se trata de terrenos del propio Concello de Pereiro de Aguiar.

 

También quedará pendiente para un futuro la instalación de seis máquinas de ejercicios para crear un parque biosaludable en la zona verde de la Urbanización. Infraestructura esta que fue solicitada por la Asociación, pero que a todas luces “no es prioritaria”,si la ponemos al lado de la necesidad más importante en materia de infraestructuras que tienen los vecinos de la Urbanización: un parque infantil digno para los niños.

 

Y después de hablar de los logros y de los que seguramente lo serán a lo largo del próximo año 2013, es preciso hablar también de los fracasos. Y sin duda alguna el mayor fracaso que ha tenido esta Asociación ha sido la imposibilidad de cambiar la voluntad del Concello de Pereiro de Aguiar para que en vez de dedicar el dinero de una ayuda del AGADER a “levantar una plaza de asfalto” para “hacer otra plaza de adoquines” en apenas 250 m2, lo destinara a construir un parque infantil con suelo gomoso, que es la mayor de las demandas que tienen los padres de la Urbanización A Tapada de Bouzas.

 

Era solo cuestión de hacer un “modificado del proyecto”, justificado por la reducción del presupuesto inicialmente solicitado a la Xunta de Galicia, pero la falta de voluntad política de unos, sumada a la dejadez de otros, así como las más que probables maniobras de terceros en la sombra, han dado al traste con esta oportunidad de invertir el dinero en una infraestructura verdaderamente necesaria.

 

La realidad es que eso ya es pasado y ahora hay que plantearse seguir luchando en el futuro para que los niños tengan lo que se merecen, por lo que no se cederá en el empeño por reclamar un parque infantil con suelo gomoso para ellos durante el año 2013.

 

Esperemos no tener razón y que ese deseo se cumpla, pero la realidad nos dice que debemos esperar todo lo contrario y quizás, cuando pasen otros doce meses y volvamos a hacer balance de lo hecho, debamos lamentarnos por no haber sabido aprovechar la oportunidad que nos pusieron delante.

 

Mientras tanto, nos conformaremos con ir a pasear el próximo año a una plaza llena de adoquines, que nadie sabe con certeza por qué motivo se construyó, pero que nos costó a los contribuyentes más de 65.000 euros y que apenas ocupará 250 m2, incluidos los paseos.


Las 11.653 visitas a la página web de la Asociación y los 1.359 amigos que nos siguen en el facebok día a día, así como las buenas relaciones que hemos establecido durante el presente año con la gente de otras Asociaciones de vecinos del Concello y de fuera de él, nos animan para seguir trabajando otros doce meses más, porque una cosa si que hemos aprendido: Quien quiere cambiar algo, busca los medios; quien no lo quiere, busca una disculpa.